En la noche del año del Señor de 1216, Francisco estaba sumergido en la oración y la contemplación en la iglesita de la Porciúncula cuando, improvisadamente, una luz muy fuerte se apoderó del lugar y Francisco vio sobre el altar a Cristo revestido de luz y a su derecha a su Madre Santísima, circundada por una multitud de Ángeles“.

Postrado con la visión mística, Francisco pidió a Jesús una gracia: “Señor, pido que todos aquellos que, arrepentidos y confesados, entrando en esta iglesita, tengan el perdón de todos sus pecados y la completa remisión de las penas debidas a sus culpas“.

Así es iniciada la historia del origen del “Día del Perdón de Asís“.
Un evento que será celebrado en los días 1º y 2 del próximo mes de agosto en todas las parroquias del mundo y en todas las iglesias franciscanas.

Perdón de Asís

wpid-porciunculafachada139.jpgEl Perdón de Asís, o la Indulgencia de la Porciúncula es una gracia ligada a la historia de la iglesita de la Porciúncula, localizada dentro de la Basílica Santa María de los Ángeles, en Asís. Y ella está ligada también a San Francisco de Asís y toda la Orden Franciscana.

La visión que San Francisco tuvo en la noche del año de 1216 tuvo proseguimiento después del pedido que el Santo hizo al Señor del “perdón de todos sus pecados y la completa remisión de las penas debidas a sus culpas“, a “todos aquellos que, arrepentidos y confesados“, entren en aquella iglesita.

Jesús respondió a Francisco: “Grande es la gracia que me pides, oh Francisco; sin embargo, la concedo a ti, si mi Madre me pide“. Francisco entonces pidió la mediación de la Virgen María, la cual con su súplica, su Divino Hijo concedió la gracia.
Sin embargo, quiso que se presentase a su Vicario, el Sumo Pontífice, para obtener su confirmación.

Papa Honorio III

Habiendo dicho esas palabras la visión cesó.

Francisco inmediatamente se dirigió a Roma para hablar con el Papa de la época que era Honorio III.
Después de varias dificultades enfrentadas, el Papa le confirmó concesión de la indulgencia, limitándola, entretanto, a apenas un día. Y fijó esa fecha para el 2 de agosto, comenzando las Vísperas de la Vigilia.

Indulgencia extendida

Con la Bula del día 4 de julio de 1622, el Papa Gregorio XV extendió esta gran indulgencia a todas las Iglesias de la Orden Franciscana y prescribió que, además de la confesión, serían necesarias la comunión y la oración por el Sumo Pontífice.

El 12 de enero de 1678, el Papa Inocencio XI declaró que la dicha indulgencia estaba aplicada también a las almas del Purgatorio.

Extensión de la Indulgencia

La indulgencia se tornó célebre por su origen extraordinario y por la circunstancia singularísima que esta gracia puede ser lucrada: ‘toties quoties’.

O sea, tantas veces cuanto se visite la iglesia que goza de tal favor y en las cuales sean cumplidas las prescripciones requeridas.
Más tarde el Papa San Pío X facilitó la obtención de esta indulgencia permitiendo que el “Perdón de Asís” pudiese ser obtenido también en las iglesias u oratorios que, en la aplicación del privilegio con el consenso del Obispo, el Perdón de Asís pudiese ser transferido del día 2 de agosto para el Domingo siguiente.

La posibilidad de obtención de esta indulgencia fue extendida el 16 de abril de 1921 por el Papa Benedicto XV a todos los días del año, in perpetuo, en la Basílica de Santa María de los Ángeles, en Asís.

Gran Jubileo del Perdón

murillo600Particularmente solemnes y participadas, serán las celebraciones en la Basílica Santa María de los Ángeles, donde los Frailes Franciscanos se preparan para festejar, el próximo año, un Gran Jubileo del Perdón. Será la celebración del octavo centenario (1216-2016) del pedido hecho por San Francisco que será conmemorado en “feliz y providencial” concomitancia con el Jubileo extraordinario de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco para el período del 8 de diciembre de 2015 al 20 de noviembre de 2016.

De la intensa programación, consta la llegada a Asís de la XXXV Marcha Franciscana, que tiene como tema en ese año: “Busco tu rostro”.

Serán más de 2 mil jóvenes que se dirigen hasta la Porciúncula, provenientes de toda Italia y también de países vecinos, como Albania, Croacia, Eslovenia y Austria.

Los jóvenes expresarán con una fiesta en la Plaza delante de la Basílica la alegría por el Perdón recibido en la Porciúncula.

La programación de este evento puede ser encontrada en el site de la Porciúncula. (JSG)

Fuente:
De la redacción de Gaudium Press, con Informaciones de la Radio Vaticana.