UN POCO DE HISTORIA

Eusebio Joaquín González
El que iba a ser fundador de la secta Luz del Mundo, nació en Colotlán, Jalisco, el 14 de agosto de 1898 y fue soldado en tiempos de la revolución. En 1925, tuvo contacto con la secta pentecostal fundada en Torreón por Carmen Valenzuela y se hizo bautizar en ella adoptando el nombre de Abraham. Poco tiempo después se separó de ellos al no poderse colocar corno líder y decidió fundar su propio grupo.
Como lo relatan sus seguidores, una noche tuvo un “llamamiento” de parte de Dios que le hizo su profeta cambiándole el nombre por Aarón. Eso sucedió en Monterrey en la madrugada del 6 de abril de 1926. Inició un peregrinar para poder establecerse, porque no lograba convencer a nadie y por fin se estableció en Guadalajara.
Como cualquier herejía, tiene seguidores entre los ignorantes en religión, no tardó en tener adeptos y decidió que no estaba bien bautizado y el 18 de julio de 1927 “siguiendo órdenes divinas” se auto-bautizó “en el nombre del Señor Jesucristo“, rechazando desde entonces la Trinidad de personas en Dios.
Siendo muy importante para esa clase de fundadores el que su nueva iglesia tenga nombres emanados de la Biblia, adoptó el rimbombante nombre “La Iglesia del Dios vivo, columna y apoyo de la verdad, La Luz del Mundo” (1 Tim 3,15).

 

FANATISMO ANTICATÓLICO.
Muy astutamente, para asegurar el éxito de su iglesia, desde su fundación, adoptaron la ideología y hasta el lenguaje oficialista del partido en el gobierno. No podemos olvidar que cuando Aarón fundaba la Luz del Mundo (1925), el gobierno de Calles intentaba fundar una Iglesia Católica, Apostólica Mexicana, utilizando al llamado Patriarca Pérez, de tristísima memoria.
Ante el fracaso de Calles, la Luz del Mundo quiso tomar su lugar adoptando totalmente los lineamientos del gobierno mexicano.
El Hermano Samuel pertenece a la masonería del Rito Oriental Mexicano y ha trasmitido a sus seguidores todo el odio de la Masonería a la Iglesia Católica, a la que atacan con los mismísimos argumentos y lenguaje que utilizan los más jacobinos de los masones en el gobierno.
Y no puede extrañarnos el éxito de esta secta si está patrocinada por la poderosísima masonería internacional para tener una iglesia sumisa al poder político, cristalizando el sueño de Calles.
Según un artículo del Los Ángeles Times, citando la prensa de México, la iglesia no se libra de acusaciones de abusos sexuales y de prácticas propias de las sectas religiosas. La misma fuente asegura que la iglesia está estrechamente ligada al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Se le ha ligado con el gobierno de Aristóteles Sandoval, por su apoyo abierto a la congregación.

 

DOCTRINAS FUNDAMENTALES
Según creen todos los seguidores, y de esto se encargan todos los fieles “pastores” designados por Guadalajara, la Palabra de Dios no puede venir por otro conducto sino por boca del “Siervo de Dios“, (antes Aarón y ahora su hijo Samuel), especialmente en materia de interpretación bíblica, lo cual, dicen, únicamente él está autorizado a hacer.
Básicamente todas las doctrinas de la secta fueron diseñadas por el “profeta Joaquín Aarón” y su hijo sucesor y es de suponer que después nietos y bisnietos tienen el deber de conservarlas y preservarlas de todos los rebeldes que se han opuesto a ellas, especialmente a lo que toca a la “veneración” del hermano Aarón, motivo por el cual muchos han desertado.

A dichos traidores, por supuesto, se les anatematiza como “rebeldes y divisionistas” por haberse opuesto no al “ungido del Señor” o la “Iglesia verdadera” sino al mismo Dios quien se revela por medio de estos medios.

 

PUNTOS DE DOCTRINA
DIOS, LA TRINIDAD, JESÚS

La secta “La Luz del Mundo“, se inspira en el llamado “unitarismo“. La palabra “unitario” es totalmente opuesta a “trinitario“. De hecho “la Luz del Mundo” es ferozmente antitrinitaria. Según los aaronitas, la Trinidad es un invento de la Iglesia Católica Romana, ratificado en el primer Concilio de Nicea (año 325 de nuestra era). La Iglesia Católica tomó tal doctrina de creencias paganas, babilónicas y satánicas. La Trinidad nada tiene que ver con la Biblia.
Dios, siendo un ser espiritual, no tiene personalidad; jamás se presentó como un ser personal, ni menos como un ser tripersonal. Dios solamente comenzó a cobrar personalidad cuando se encarnó en Jesucristo, pues solamente un ser humano puede tener personalidad.
El Padre y el Espíritu Santo no son más que el Hijo: son el único Dios impersonal, un Dios no tripersonal, sino tan sólo trinominal. Ese Dios impersonal y trinominal, al encarnarse en María y nacer como hombre y vivir entre nosotros y morir en la cruz, se volvió un ser personal y se llamó Jesucristo; pero es una sola persona divina.
En ocasiones los aaronitas ven en Jesucristo una doble personalidad, pues atribuyen un sentido a la palabra Jesús y otro sentido a la palabra Cristo. Jesús es un simple ser humano, pero tan excepcional que Dios Hijo, es decir Cristo, habitó en él.
Entonces concluyen: Jesús-hombre, unido a Cristo-Dios, viene a ser Jesucristo. Así fue como Dios, ser impersonal, se volvió un ser personal, aunque Jesús siguió siendo tan sólo un hombre. Cuando Jesús en sus oraciones se dirige aparentemente al Padre, en realidad se dirige a sí mismo, imitando – explican los aaronitas – lo que hacen los ventrílocuos.

 

LA BIBLIA
No puede ser entendida ni por la sola lectura individual ni por la lectura colectiva. Solamente los ‘Profetas de Dios‘ pueden explicarla, cada uno a sus propios contemporáneos. Tales profetas fueron: Moisés, Isaías, Jeremías, Juan el Bautista y Jesús, y todos los profetas bíblicos para sus respectivos tiempos.
Para nuestro tiempo los únicos profetas son Aarón Joaquín y, actualmente, su hijo Samuel. Sería un pecado gravísimo poner en duda sus interpretaciones bíblicas. La Biblia, si no es interpretada por tales profetas enviados por Dios, no tiene ningún sentido ni mensaje.

 

LA SALVACIÓN
El día de Pentecostés “los judíos le preguntaron a Pedro: -¿Qué hemos de hacer (para salvarnos)?
– Y Pedro les contestó: “Conviértanse, y que cada uno de ustedes se haga bautizar en el nombre de Jesucristo; así se lo perdonarán sus pecados, y recibirá el don del Espíritu Santo”.

Estas palabras de Pedro (nótese que no son de Pablo) referidas en el libro de Hechos de los Apóstoles 2:38, son la clave para entender la extraña teología aarónica, si es que se puede llamar teología.
Toda persona que quiera salvarse debe renunciar a cualquier bautismo anteriormente recibido en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, es decir de la “diabólica” Trinidad. Debe volver a bautizarse, mediante la inmersión en agua y en el nombre de Jesucristo, dentro de la “iglesia” La luz del Mundo. No sería verdadero bautismo si sólo se usara el nombre de Jesús. El único nombre que vale para ellos, es Jesucristo, que señala las dos personas y las dos naturalezas: Dios y hombre. Los aaronitas atribuyen mayor importancia al bautismo en agua que a la fe, a las obras buenas, a la adoración divina, a la adopción de hijos de Dios, al rescate pagado por Jesús, y a los dones ultra y sobrenaturales que el cristianismo verdadero nos brinda.

Hay varios otros requisitos para salvarse, por ejemplo:

– dejar de creer en la Trinidad, abominable superstición pagana y satánica, y comenzar a creer en el Dios impersonal;
– renunciar a todas las prácticas y costumbres cristianas católicas, las cuales representan la diabólica “Babilonia” de la que habla el Apocalipsis; renunciar también a todas las demás religiones;
– hacer oración, no olvidando que la única oración atendida por Dios es la que se hace de rodillas;
– no usar en absoluto instrumentos musicales;
– las mujeres sólo pueden salvarse usando faldas que las cubran hasta los tobillos;
– Creen que Samuel Joaquín nació muerto y que Eusebio, su padre, le infundió vida, haciéndose igual a un dios, y por lo tanto Samuel es alguien superior a todos los demás, a pesar de que tengan más años de antigüedad. Creen que la autoridad de su apóstol, Samuel Joaquín, es vitalicia; se lo considera un mediador entre el mundo profano y sagrado; los aaronitas dicen que: “Solo se puede llegar a Dios a través del siervo Samuel, sólo se puede alcanzar la salvación eterna en nombre de Samuel”. Los fieles de la Luz del Mundo creen que Samuel Joaquín les proporciona bienestar espiritual y material. También creen que Samuel tiene la capacidad de omnisciencia, pues él sabe lo que uno piensa y siente sin que se tenga que decírselo.
– Existe dentro de su estructura organizacional un nepotismo sagrado, es decir que se le da la preferencia a los parientes para ocupar cargos o empleos, en este caso de orden divino.
– La iglesia venera a Elisa Flores, a quién llamaban “la jefecita”. En 2011 Eva García, esposa de Samuel Joaquín, es venerada al igual que sus hijos y nietos. En las casas de los feligreses se pueden observar fotografías de ellos en las paredes. Pero no es sujeto de veneración María (madre de Jesús), y en los lugares de culto no se encuentra imagen alguna de santos, cruces, o cualquier otra representación que pueda considerarse objeto de culto.

 

Nota: es difícil entender con precisión lo que los aaronitas quieren decir realmente con la palabra ‘salvación’

 

LA IGLESIA
Al igual que todas las demás sectas, La Iglesia Luz del Mundo pretende ser la “única y exclusiva Iglesia verdadera”. Fuera de ella es imposible conocer la verdad y salvarse. Sus adeptos son los “únicos cristianos verdaderos”, los “únicos que llegarán a salvarse”. Jesús no fundó su Iglesia sobre San Pedro, sino sobre San Pablo.
Todas las demás religiones, Iglesias y sectas son abominables y mentirosas concubinas, nacidas de la “gran ramera, Babilonia”, es decir la Iglesia Católica Romana. Cristo sólo reconoce como legítima esposa suya a la Iglesia Luz del Mundo.
Los fieles de las demás religiones sólo se salvarán repudiándolas y entrando a formar parte de la Iglesia Luz del Mundo.
Primero el fundador, Aarón Joaquín, y ahora su hijo, Samuel, representan “la única voz de Dios sobre la tierra”; son ellos dos los únicos seres humanos que tienen trato con Dios, especialmente en relación con la Biblia.
La veneración al hermano Aarón y a su hijo Samuel, a quienes la Iglesia Luz del Mundo pone casi al mismo nivel de Jesús, ya provocó varias muertes.

 

VIOLACIONES SEXUALES
En 1997 y 1998, Moisés Padilla, un joven miembro disidente de La Luz del Mundo, fue entrevistado por varios antropólogos y psicólogos de América Latina. Entre otros datos, proveyó una detallada descripción de haber sido drogado y abusado sexualmente por Samuel Joaquín-Flores cuando era menor de edad. Poco después, según informa Los Angeles Times, Padilla fue secuestrado y apuñalado 57 veces.
En 1988, un grupo de mujeres presentaron acusaciones de haber sido violadas por Samuel Joaquín. Después de iniciar una investigación formal por medio del Departamento de Estado sobre Libertad Religiosa y la fiscalía estatal, las autoridades mexicanas afirmaron que debido a que los hechos ocurrieron hace mucho tiempo (más de 20 años atrás) para un reporte inicial, era improbable que el caso se llevara a juicio. Los investigadores concluyeron que el dinero y nexos políticos, explicarían la impunidad de los abusos sexuales y violación de derechos humanos que han ocurrido por décadas dentro de esta organización.
En el 2004 la iglesia fue acusada en la televisión por varios testimonios de abusos sexual a mujeres pertenecientes a la misma. Tales acusaciones fueron presentadas por el Instituto Cristiano de México de Anti-cultos, que exigió la revocación del reconocimiento de La Luz del Mundo como iglesia.

A tener mucho cuidado con estas sectas peligrosas. No son más que lobos con piel de cordero.

 

 

Fuentes:
– Fortuny Loret de Mora, Patricia (Septiembre/Diciembre de 2000). «La Luz del Mundo, estado laico y gobierno panista. Análisis de una coyuntura en Guadalajara.
– «Historia de la iglesia La Luz del Mundo». Página oficial de la Iglesia La Luz del Mundo (2010).
– «De la manifestación de Dios al Apóstol de Jesucristo Samuel Joaquín Flores en Veracruz». Página oficial de la Iglesia La Luz del Mundo (06-06-2011).
– De la Torre Rene y Patricia Fortuny (1991). «La Mujer en “La Luz del Mundo”. Participación y Representación Simbólica pág. 129.». Revista Estudios sobre las Culturas Contemporáneas.

Anuncios