EL LIBRO QUE USAN LOS TESTIGOS DE JEHOVA

Sin duda una de las grandes herejías de los Testigos de Jehová  es la traducción que hicieron  de la Biblia en 1961 y a la que llamaron “Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras Hebreas y Griegas“.

Si una persona con pocos conocimientos la lee, seguramente le pasarán desapercibidas muchas cosas de esta traducción. Por eso es necesaria analizarla con detenimiento que sin duda se quedarán perplejos con los descubrimientos.

Una de las primeras cosas que encontrarán, es que los testigos de jehová la han manipulado a gusto a fin de hacer coincidir lo que dice su biblia con la doctrina tan excéntrica que ellos practican.

Veamos algunos textos “acomodados” por el Comité traductor, a modo de ejemplo y analicemos algunos de ellos.

1º) Juan 1,1

Biblia de Jerusalén: “En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios

Trad. del Nuevo Mundo: “En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con (TNM) Dios y la Palabra era un dios

Los especialistas y eruditos juzgan como gramaticalmente imposible, la traducción efectuada por los Testigos. Al agregarle el artículo indefinido “un”, pretenden justificar su doctrina respecto a Cristo, a quien tienen por una persona divina de clase inferior, y por ende distinto a Dios.

2ª) Juan 10,38

(BJ): “…y así sabréis y conoceréis que el Padre está en mí y yo en el Padre

(T.N.M.): “…a fin de que lleguen a saber y continúen sabiendo que el Padre está en unión conmigo y yo estoy en unión con el Padre

Aquí el agregado “en unión” o “en unión con” intenta relativizar la profunda relación existente entre Dios Padre y Dios Hijo, como efectivamente lo manifiesta a la versión original: “En mí está el Padre y Yo en el Padre”, textos que no hace sino reflejar la idéntica naturaleza entre ambos.

3º) Juan 14, 9-11

(B.J): “Le dice Jesús: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: ‘Muéstranos al Padre? ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que os digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en mí es el que realiza las obras. Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Al menos, creedlo por las obras

T.N.M.: “Jesús le dijo: ¿He estado con ustedes tanto tiempo, y aun así, Felipe, no has llegado a conocerme? El que me ha visto a mí ha visto al Padre [también]. ¿Cómo es que dices ‘Muéstrame al Padre’? ¿No crees que yo estoy en unión con el Padre y el Padre está en unión conmigo? Las cosas que les digo a ustedes no las hablo de por mí, sino que el Padre permanece en unión conmigo está haciendo sus obras. Créanme que yo estoy en unión con el Padre y el Padre está en unión conmigo; de otra manera, crean a causa de las obras mismas”.

No sólo se insiste con el agregado “en unión” a los fines de negar la íntima relación existente entre las personas divinas de la Santísima Trinidad, sino que además pretenden hacerlo con la superposición de la palabra “también”. El texto griego simple y claramente dice “El que me ha visto a mí ha visto al Padre”, esto es, que en Cristo vemos el verdadero rostro de Dios, porque Él mismo, es Dios hecho hombre.

4º) Tito 2,13

(B. J): “…aguardando la feliz esperanza y la manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador, nuestro Jesucristo

T.N.M.: “…mientras aguardamos la feliz esperanza y la gloriosa manifestación del gran Dios y de[l] Salvador nuestro, Cristo Jesús

Nótese que en la TNM se deja traslucir la espera de dos personas distintas: por un lado “del gran Dios” y por el otro “del Salvador del Mundo, Cristo Jesús”. Además también aquí se pretende diferenciar la naturaleza entre Dios y Jesús, como si Jesús fuera de grado inferior. En el primer texto no existe dicha distinción, sino que la espera recae en un sólo ser: “el gran Dios y Salvador, Cristo Jesús”

5º) Colosenses 1,15-16

(B.J): “Él es la imagen de Dios invisible, primogénito de toda la creación, porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, los Tronos, las Dominaciones, los Principados, las Potestades: todo fue creado por él y para él.

T.N.M.: “Él es la imagen de Dios invisible, el primogénito de toda la creación; porque por medio de él todas las otras cosas fueron creadas en los cielos y sobre la tierra, las cosas visibles y las cosas invisibles, no importa que sean tronos o señoríos, o gobiernos, o autoridades. Todas las otras cosas han sido creadas mediante él y para él”.

Como vemos el agregado “otras” delante de la palabra cosas, intenta remarcar la diferencia existente entre el Hijo y el Padre, quedando las “otras” cosas creadas mediante y para el Hijo.

Una infinidad de cambios han efectuado sobre el texto bíblico modificando el sentido de las palabras, como se observa en los siguientes ejemplos: a bienaventurados por felices; a Evangelio por Buena Nueva; a cruz por madero de tormento; a Espíritu Santo por fuerza activa de Dios o espíritu santo (con minúsculas); a Antiguo Testamento por Escrituras Hebreas; a Nuevo Testamento por Escrituras Griegas Cristianas; a Iglesia por Congregación; a gracia por bondad inmerecida; a obispo por superintendente; a apocalipsis por revelación; adorar a Dios por rendir servicio sagrado, etc.

Lo anteriormente expresado, nos permite comprobar que los Testigos de Jehová han falseado las Sagradas Escrituras a su gusto con la única finalidad de dar sustento bíblico a sus doctrinas. Pero no contentos con ello, y a pesar de que dicen basar sus creencias solo en la Biblia, en verdad, la han relegado a un segundo plano, dando preferencia a los “estudios” de la Atalaya donde, dicen, encuentran “verdadera luz”.

 Pero, ¿qué dicen los expertos?

–          “No es una versión objetiva del texto sagrado….sino una obra llena de prejuicios que han metido de contrabando en el texto de la Biblia hasta hacer toda una serie de doctrinas particulares del jehovismo” (A. Hoekema, en ‘The Four Major Cults’, 1963, p. 238)

–          “Una horriblemente mala traducción….” “errónea”, “perniciosa…” “reprensible”. “Si los Testigos de Jehová toman esta traducción en serio son politeístas” (Dr. Bruce M. Metzger de la Universidad de Princeton – Prof. de Lenguaje y Literatura del Nuevo Testamento)

–          “….Una traducción que es gramaticalmente imposible. Es abundantemente claro que una secta que traduce el Nuevo Testamento de esta manera, carece de honradez desde el punto de vista intelectual” (Dr. William Barcalay de la Universidad de Glasgow, Escocia)

–          Everet R. Storms, editor de The Gospel Banner, publicación oficial de la Iglesia Misionera Unida, ha acusado a los Testigos de Jehová de producir su propia traducción adulterada de la Biblia. Él y otros han criticado duramente la Sociedad Watchtower de retocar y falsificar las sagradas escrituras. Algunos ejemplos de su mala traducción se puede encontrar en los siguientes textos: Hebreos 1,6; 1 Corintios 11,30; Juan 1,1; Gálatas 5,15; Tito 2,13; Colosenses 2,12; Juan 8,58; y 1 Juan 5,20; Mateo 10,38; Romanos 14,8-9; Mateo 27,52-53 y mucho más. Cuando el editor Storms trato de conseguir los nombres de los miembros que forman parte del comité que tradujo la Traducción del Nuevo Mundo, no obtuvo respuesta. “La sociedad,” dijo Storms,”rehusó categóricamente revelar la identidad de los miembros del comité traductor”. Cuando Eugenio Danyans les hizo la misma pregunta, ellos le comunicaron lo siguiente: “La Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras no fue producida con el objetivo de glorificar o sostener la memoria del nombre de hombres. Por lo tanto, los hombres que forman el comité de traducción han indicado a la Junta Directiva de la Sociedad su deseo de permanecer anónimos, y específicamente no desean que sus nombres sean publicados mientras estén en vida ni después de su muerte”. Ahora se puede preguntar
¿Por qué es tan importante que sean anónimos? ¿Es posible que tengan algo que ocultar?

–          Dr. J.R. Mantey (que es citado en las paginas 1158-1159 de la Traducción Interlineal del Reino de la Sociedad Watchtower en inglés): “Una sorprendente mala traducción”. “Obsoleta e incorrecta”; “No es ni erudito ni razonable traducir Juan 1:1 ‘La palabra era un dios’”.

–          Dr. Samuel J. Mikolasky de Zurich, Suiza: “Esta construcción anartrica (usada sin el articulo) no tiene el mismo significado que el articulo indefinido “un” tiene en inglés. Es algo monstruoso traducir esta frase como ‘la Palabra era un dios’”.

–          Dr. James L. Boyer del Seminario Teológico de Winona Lake, Indiana: “Nunca he oído, ni leído ningún erudito del griego que concuerde con la interpretación de este versículo (Juan 1,1) en la que insisten los Testigos de Jehová. Nunca me he encontrado con uno de ellos (miembros de la Sociedad Watchtower) que tenga conocimiento del idioma griego”.

–          Dr. Eugene A. Nida – Director del Departamento de Traducción de la Sociedad Bíblica Americana y responsable por la Versión Popular – el comité trabajó bajo su dirección: “Respecto a Juan 1,1 hay una complicación sólo porque evidentemente la Traducción del Nuevo Mundo fue hecha por personas que no toman en serio la sintaxis del griego”.

–          Dr. J.J. Griesbach (cuyo Nuevo Testamento griego fue usado por la Sociedad Watchtower en su publicación de The Emphatic Diaglott): “Son tan numerosos y claros los argumentos y testimonios de las Escrituras a favor de la verdadera deidad de Cristo, que apenas puedo imaginar cómo, reconociendo la autoridad divina de la Escritura y con respecto a las reglas justas de la interpretación, puede esta doctrina ser puesta en duda por hombre alguno. Especialmente el pasaje de Juan 1,1-3 es tan claro y tan superior a toda excepción, que ningún esfuerzo, ya sea de comentadores o de críticos, puede arrebatarlo de las manos de los defensores de la verdad”.

Cambios “Mágicos” en la TNM

No es extraño que estos “genios” de traductores hayan olvidado cambiar algún que otro pasaje. La Biblia consta de más de 31.000 versículos y es una tarea casi imposible el “traducirla” toda de un solo golpe.

Esto le sucedió al “comité” con Hebreos 1,6. Durante un tiempo en su traducción del año 1961 decía, hablando de Cristo “que todos los ángeles de Dios le adoren”, pero de pronto, como por “arte de magia”, en la versión 1987 el mismo pasaje aparece diciendo: “Y que todos los ángeles de Dios le rindan homenaje”.

Existe una gran diferencia entre “homenajear” y adorar, especialmente cuando la palabra griega que están tergiversando es “proskuneo” que significa “adoración” en el Nuevo Testamento. La misma se usa en los versículos de Juan 4,23-24 en donde se explica que el Padre busca adoradores “que le adoren (proskuneo) en espíritu y en verdad“. Que extraño que aplicada a Cristo, sin ninguna explicación se altere y falsee su significado.

Es evidente que para aquellos, su fin no es servir a Dios, sino meter prosélitos a su secta. Todo es válido con tal de aumentar sus ingresos mientras engañan a la gente, pues las Biblias de los Testigos no se regalan a pesar de que ellos argumentan lo contrario. Sus biblias se venden a buen precio, lo que significan jugosas ganancias económicas a sus directivos de los cuarteles generales en Brooklyn, Nueva York.

Para finalizar, es necesario recalcar entonces, que el libro que usan los testigos de jehová al que llaman “traducción del nuevo mundo de las Escrituras”, no es más que un libro falseado y espurio que ha sido malversado con el solo fin de “acomodar” la Palabra de Dios a sus “alocadas” creencias.

Anuncios