Los apóstoles conforme se iba extendiendo la “Buena Nueva” en los templos y las casas (Hechos 5,42), nombraron a su vez obispos (pastores), presbíteros (ancianos) y diáconos (servidores); por medio de la oración, el ayuno y la imposición de las manos…

Hechos 13,3 Entonces, después de haber ayunado y orado, les impusieron las manos y les enviaron.

Hechos 14,23 Designaron presbíteros en cada Iglesia y después de hacer oración con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.

1Timoteo 4,14 No descuides el carisma que hay en ti, que se te comunicó por intervención profética mediante la imposición de las manos del colegio de presbíteros.

2Timoteo 1,6 Por esto te recomiendo que reavives el carisma de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

…rito sagrado que se ha mantenido hasta nuestros días en la jerarquía eclesiástica católica.

Prueba de ello es la selección de Matías por los once apóstoles, para que ocupara el lugar de Judas (Hechos 1,15-26); al igual que el nombramiento por parte de Pablo de nuevos obispos como Tito en Creta, Timoteo en Éfeso y Bernabé  en Asia menor, para que cuidaran la “iglesia” o el “rebaño” de Dios…

Hechos 20,28 «Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que él se adquirió con la sangre de su propio hijo.

Hebreos 13,7.17 Acordaos de vuestros dirigentes, que os anunciaron la Palabra de Dios y, considerando el final de su vida, imitad su fe. Obedeced a vuestros dirigentes y someteos a ellos, pues velan sobre vuestras almas como quienes han de dar cuenta de ellas, para que lo hagan con alegría y no lamentándose, cosa que no os traería ventaja alguna.

…y se dedicaran a “predicar y enseñar” (1Timoteo 5,17).

A estos nuevos obispos se les dio el legado de ordenar presbíteros…

Tito 1,5 El motivo de haberte dejado en Creta, fue para que acabaras de organizar lo que faltaba y establecieras presbíteros en cada ciudad, como yo te ordené.

…que dieran a conocer la sana doctrina

1Corintios 4,1 Por tanto, que nos tengan los hombres por servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios.

2Timoteo2,2 …y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a hombres fieles, que sean capaces, a su vez, de instruir a otros.

Tito 1,9 Que esté adherido a la palabra fiel, conforme a la enseñanza, para que sea capaz de exhortar con la sana doctrina y refutar a los que contradicen.

…y curaran a los enfermos por medio de la oración y la imposición del óleo…

Santiago 5,14 ¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor.

Marcos 6,13 …expulsaban a muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

También por solicitud de los apóstoles, la comunidad  de Jerusalén  nombraron siete diáconos que se encargaban del cuidado material de los fieles…

Hechos 6,2-6 Los Doce convocaron la asamblea de los discípulos y dijeron: «No parece bien que nosotros abandonemos la Palabra de Dios por servir a las mesas. Por tanto, hermanos, buscad de entre vosotros a siete hombres, de buena fama, llenos de Espíritu y de sabiduría, y los pondremos al frente de este cargo; mientras que nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la Palabra.» Pareció bien la propuesta a toda la asamblea y escogieron a Esteban, hombre lleno de fe y de Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Pármenas y a Nicolás, prosélito de Antioquía; los presentaron a los apóstoles y, habiendo hecho oración, les impusieron las manos.

…uno de ellos, Esteban, fue el primer mártir (testigo) del cristianismo (Hechos 7,59-60). Incluso, entre los apóstoles, profetas, pastores y maestros había diferentes dones y cualidades. (Hechos 13,1; Romanos 12,6-8; 1Corintios 12,27-31; Efesios 4,11).

Fue tal el éxito que en poco tiempo “las iglesias se afirmaban en la fe, y el número de creyentes aumentaba cada día” (Hechos 16,5; 9,31); teniendo como dirigentes en cada lugar a los apóstoles, obispos y diáconos (Hechos 15,4; Filipenses 1,1); todos ellos con los fieles en general conformaban las “iglesias de Dios” (2Tesalonisenses 1,4), llamada también como “iglesias de Cristo” (Romanos 16,16), el “pueblo santo” (Hechos 9,13) o “pueblo de Dios” (Apocalipsis 5,8; 8,3; 19,8); la “casa de Dios” (Hebreos 3,6) o “familia de Dios” (Efesios 2,19).

Del mismo modo, los príncipes de los apóstoles Pedro y Pablo, en sus cartas pastorales pusieron de manifiesto cómo debía de ser la vida ejemplar y recta de los obispos (1Pedro 5,1-4; 1Timoteo 3,1-7; 4,17), presbíteros (Tito 1,6-9), diáconos (1Timoteo 3,8-13); y de todos los cristianos (Romanos 12,9-21; 13,1-14; 14,1-23; 15,1-6).

Sobre este tema específico, se conoce una carta de San Ignacio de Antioquía, de los primeros años del siglo II, en la que dice que cada comunidad de creyentes, contaba con un único obispo, asistido por los presbíteros y diáconos.

Se conservan además las listas de los obispos católicos de las principales iglesias como Roma, Jerusalén, Antioquía, Alejandría; todas las cuales se remontan hasta los propios apóstoles.

Por lo expuesto, decimos que la Iglesia Católica es la única Iglesia fundada por Cristo en la persona de Pedro…

Mat 16,18 Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

…dándole el poder de “atar y desatar”…

Mat 16,19 A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.»

…y confiándole la misión de “confirmar a sus hermanos”.

Luc 22,32 …pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos.»

Por lo antedicho, si en tu iglesia no existen la jerarquía, ni hombres con el poder de perdonar los pecados, entonces huye de ahí porque esa no es la Iglesia que Cristo estableció

Anuncios