¿Es cierto que la Biblia dice que la Virgen María tuvo más hijos y que no fue virgen?

1.- En la Biblia No existen las palabras ‘hijos de María’.

Es increíble que mucha gente lo diga con tanta facilidad y resulta que ninguna Biblia, en ningún idioma, en ninguna versión usa el plural «hijos de María». Siempre, en todas las Biblias del mundo, se habla en singular: “el Hijo de María” (Mc 6,3). Afirmar que la Biblia dice “hijos de María” es un tremendo error fruto del desconocimiento de la Sagrada Escritura o de querer sacar cosas que la Palabra de Dios no enseña. Ni modo, pero hay muchos ‘hermanos’ que leen mucho la Biblia pero la conocen muy poco.

¿De dónde sacan algunos que sí tuvo más hijos?

Expliquémoslo en el siguiente punto.

2.- La palabra “hermano’ significaba tío, primo, esposa, novia, paisano, sobrino, etc.

En realidad el error proviene de que los protestantes cuando leen que en la Biblia dice ‘hermanos de Jesús’ (Mc 6,1ss) lo interpretan de una manera literal y piensan: ah… si Jesús tuvo hermanos, entonces la Virgen María tuvo más hijos.

Esto es una mala interpretación porque la misma Biblia nos enseña que, en aquel tiempo y en aquellos idiomas, la palabra ‘hermano’=Aj o ‘hermana’=Ajot en hebreo y adelphos en griego no significaban solamente hermano de sangre, sino que era una palabra muy común y también usada para llamarle:

– al tío y sobrino (Gen 12,5 y Gen 13,8)

– a la esposa y a la novia (Cant 4,9)

– al paisano (Hech 7,1-2)

– al correligionario (1 Cro 15,4-5) etc.

La raíz de la interpretación inadecuada es que hay muchos protestantes que se ponen a leer la Biblia y piensa que las palabras que se escribieron hace 2000 o 3000 años en otros idiomas y otras culturas siempre van a significar lo mismo, lo cual puede llevar a mucha confusión.

3.- El papá del supuesto «hermano de Jesús» no era José sino Alfeo o Zebedeo.

Si Santiago fuera hermano carnal ó de sangre de Jesús, como lo entienden los protestantes (Mc 6,1-3), entonces el papá de él debería ser José. Pues bien, al leer la Palabra de Dios encontramos que Santiago el “hermano del Señor” era un apóstol (Gal 1,19) y al ver la lista de los doce apóstoles no dice que el papá de él sea José sino otra persona. Leámoslo directamente de la Biblia

“Santiago, hijo de Zebedeo…Santiago, hijo de Alfeo” Mt 10,2-3

Así que ninguno de los dos Santiagos (Jacobo) era hijo de José, y si no son hijos de José, tampoco son hijos de María y si no son hijos de María por qué andan diciendo eso que no está en la Biblia. Como vemos, se trata más bien de parientes de Jesús.

4.- En la cruz, al no haber hermanos, Jesús tuvo que dejar a su madre María con un discípulo.

Cuando llegó el momento de morir en la cruz, nuestro Señor Jesucristo sabía que tenía que dejar a su madre María con alguien, pues José había muerto y también era mal visto que una mujer se quedara sola. Este encomendar Cristo a su madre a Juan prueba también que María no tenía más hijos y que José ya había muerto, pues, de lo contrario, a él o a ellos correspondía mirar por su esposa o madre:

“… Le dijo al discípulo, eh ahí a tu madre y después a su madre eh allí a tu hijo” Jn 19,26

Jesucristo mismo, desde lo alto de su cruz, quiso ratificar, por un don simbólico y eficaz, la maternidad espiritual de María con relación a los hombres, cuando pronunció aquellas memorables palabras: ‘Madre, he allí a tu hijo’. En la persona del discípulo predilecto confiaba también toda la cristiandad a la Santísima Virgen.

¡Qué privilegio y qué honra para San Juan! El mismo Jesucristo dio a la Santísima Virgen en su lugar, y por hijo suyo a Juan, en el momento mismo en que iba a dejarla. Más, ¡qué cambio tan doloroso y tan extraño para María, recibir al discípulo por el Maestro, y ser llamada madre de Juan, siendo madre del Hijo de Dios!

5.- La palabra “primogénito” tiene un significado cultual, no matemático.

Este es otro de los ‘caballitos de batalla’ de algunas sectas, pues dicen que si Jesús fue el primogénito entonces hubo un segundo. Dan un significado matemático actual a una palabra que tenía más bien un sentido de relación con el culto. Esto lo podemos comprobar en la Palabra de Dios:

“lo hicieron así porque en la Ley del Señor está escrito todo varón primogénito será consagrado al Señor” Lc 2,22

Cuando en la Biblia dice que Jesús es el primogénito no está afirmando que hubo un segundo y un tercero, eso es tener demasiada imaginación. Más bien se está hablando que de acuerdo a las leyes religiosas de los judíos él tenía que ser consagrado. A los judíos no les importaba saber si iban a tener otro o no.

Lo que les importaba era cumplir la ley de culto que establecía que todo varón primogénito sería consagrado a Dios.

Hace tiempo platicaba con un hermano evangélico y me comentó que no sabía cómo contestar a los puntos anteriores, que tenía que consultarlo con su pastor. Seguramente que tendrá mucho que consultar…

Por eso ahora hay muchos que dicen: «Bueno, está bien, no tuvo más hijos, pero como María y José vivieron como esposos, entonces ella ya no fue virgen y eso sí lo dice la Biblia». Respondamos a esto en el siguiente número.

6.- La palabra “hasta” significa que no pasó nada.

Resulta que tampoco en ninguna parte la Sagrada Escritura dice que María y José hayan vivido conyugalmente. Lo más cercano y el único pasaje bíblico que usan para pretender afirmar eso, es cuando dice que José no la «conoció hasta que nació Jesús» (Mt 1,25). Y como la palabra ‘conocer’ también se usaba para hablar de las relaciones matrimoniales entonces los protestantes dicen: «Ya ven, o sea que antes no y después sí hubo algo, porque dice que no la conoció ‘hasta’ que nació Jesús».

Conociendo un poco de la Biblia es fácil de responder a esto. En primer lugar sí es cierto que la palabra ‘conocer’ tenía ese significado, pero el error es que la palabra “hasta” no quiere decir que después sí pasó algo, ni en el español de nuestro tiempo, ni en las lenguas bíblicas.

Por ejemplo, si alguien me pregunta a mí que si en mi ciudad de nacimiento han ocurrido terremotos, yo le puedo contestar: “hasta que yo viví allá no pasó nada”. Con esto no estoy afirmando que después de que yo me vine si pasó algo y sin embargo usé la palabra ‘hasta’.

Igualmente la Biblia dice que:

“Mical, hija de Saúl, no tuvo hijos hasta el día de su muerte” 2 Sam 6,23

¿Acaso tuvo los hijos después de muerta? Claro que no, y se usó la palabra ‘hasta’. Sin duda que muchos hermanos separados tienen demasiada imaginación.

7.- Un detalle lógico de la Historia.

Si María hubiera tenido más hijos, sería lógico que estos se hubieran casado y tenido hijos. Estos últimos hubieran sido nietos de María. Para el año 60 ya debería de haber algunos de ellos.

Pues resulta que nunca en ese tiempo, ni a los más herejes se les ocurrió decir eso. Claro que tan grande barbaridad NUNCA se atrevieron a decirla porque rápidamente hubieran salido a preguntarle ¿y tú de dónde saliste? Entre ellos se conocían y rápidamente los hubieran desmentido.

Al no haber otros hijos tampoco hubo nietos. A menos que los hubieran clonado… pero en esa época no existía la clonación.

Por eso en dos mil años de historia, y con la Biblia en la mano, siempre hemos creído y dicho la siempre Virgen María.

Anuncios